Descubrimientos Científicos para tu Salud

Página Inicial

 

Descubrimientos Científicos para tu Salud

Introducción

* Vegetales y frutas que combaten la artritis, la obesidad, la hipertensión, la diabetes y otras enfermedades

* Coma menos pero nútrase bien para una mejor salud y larga vida

* El té verde, protector de nuestro cuerpo y nuestra mente

* Las grasas que nos curan y las grasas que nos matan

 * El pescado de agua fría y el omega-3

* Carbohidratos "buenos" y carbohidratos "malos"

* Almendras, nueces y avellanas para proteger el corazón

* Los beneficios del aceite de oliva

* Los peligros de la sal añadida

* Una multivitamina diaria para prevenir enfermedades

* La pirámide alimenticia de Harvard

* Consuma granos integrales y prevenga enfermedades crónicas

Nutrición para Mantenernos Jóvenes: 1ra parte

Diabetes: Alternativas Naturales

 

diabetes.saludparati.com es nuestro portal dentro de saludparati.com dedicado exclusivamente a la prevención, el tratamiento y el conocimiento acerca de la diabetes. Visítenos.

Carbohidratos "buenos" y carbohidratos "malos"

Cuidado con el tipo de carbohidratos que consume – No todos los carbohidratos son iguales. La forma más común de clasificar los carbohidratos es en carbohidratos simples (azúcares) y carbohidratos complejos también conocidos como almidones. Se señala que los carbohidratos complejos contenidos en los vegetales y las viandas se absorben más lentamente ayudando a mantener estables los niveles de glucosa en la sangre. Entre los alimentos compuestos mayormente por carbohidratos complejos se encuentran los granos tales como la avena, la cebada, el arroz y el trigo. También vegetales como las habas, lentejas, maíz, patatas y habichuelas.  Algunos de estos alimentos han sido procesados o refinados como por ejemplo el pan blanco y el arroz blanco. En este proceso se le remueve gran parte de los nutrientes y la fibra. Sin embargo los granos no refinados contienen estos nutrientes.

 

En el grupo de carbohidratos simples oazúcares se encuentran algunos azúcares que se encuentran naturalmente en los alimentos como por ejemplo la lactosa en la leche y la fructosa en las frutas. Un buen número de alimentos contiene azúcares añadidos. Por ejemplo, el sirope que se le agrega a muchas frutas enlatadas durante su procesamiento o el azúcar que se utiliza en la elaboración de distintos tipos de galletas. El consumo de azúcar está asociado a un aumento en los niveles de colesterol y triglicéridos. Esto sucede tanto con el azúcar refinado como con la no refinada. Por esta razón es recomendable reducir o eliminar de la dieta el azúcar añadido. Recuerde que algunos alimentos no mencionan la palabra azúcar y sin embargo poseen un elevado nivel de esta. Cuando vea algún producto que en la etiqueta indique que contiene fructosa, sacarosa, maltosa o fructosa sepa que cada uno de estos es un tipo de azúcar. El concentrado de jugo de uva blanca y el sirope de maíz que se emplean para endulzar alimentos son también una fuente de azúcar. El sirope de maíz alto en fructosa que se emplea en mermeladas, jaleas, refrescos, ketchup y hasta en algunos productos que se venden en las tiendas de productos naturales es especialmente problemático y dañino a la salud.

Un tercer tipo de carbohidrato es la fibra. Esta es la parte no digerible de los alimentos de origen vegetal. Cuando consumimos fibra esta mayormente pasa a través de los intestinos sin ser digerida. Sin embargo, aunque por lo general no proporciona calorías ni vitaminas o minerales provee una serie de beneficios importantes a la salud. La fibra provee una sensación de llenura de modo que es menos probable que la persona coma en demasía. La fibra también ayuda a que el sistema digestivo trabaje sin problemas. Se cree que la fibra también puede ayudar a reducir el nivel de colesterol. Se recomienda consumir entre 25 y 30 gramos de fibra diariamente. La mayor parte de las personas que consumen una dieta típica con abundancia de productos refinados consume menos de la mitad de esta cantidad. Algunas buenas fuentes de fibra son los vegetales y frutas, especialmente aquellos cuya cáscara es comestible como el maíz, las habichuelas la manzana, las peras y las uvas. Las frutas con semillas comestibles como por ejemplo, las fresas. Las pastas y el pan hechos con harina integral. La avena, la cebada, el salvado de trigo y otros cereales integrales. Las habichuelas, los frutos secos como las almendras y las nueces. Al comenzar a incrementar su consumo de fibra hágalo gradualmente y aumente su consumo de agua u otros líquidos para evitar el estreñimiento.

El índice glucémico

Otra forma de clasificar los carbohidratos es a base de lo que se conoce como el índice glucémico. Este es un concepto que se ha popularizado en años recientes. El índice glucémico es una medida numérica de cuan rápido los carbohidratos contenidos en un alimento se convierten en glucosa en la sangre. Mientras más bajo es el número más lentamente se convierte un alimento en glucosa. Los alimentos con un índice glucémico bajo ayudan a prevenir enfermedades como la diabetes y estados prediabéticos al igual que la obesidad. Al ayudar a prevenir dichas condiciones el consumo preferente de alimentos con un índice glucémico bajo ayuda a evitar problemas asociados a las mismas tales como enfermedades de las arterias, problemas de memoria e incluso cáncer del colon. Algunos alimentos con índice glucémico bajo son las habichuelas, lentejas, aceitunas, maní, nueces, avena, yogur, fresas y ciruelas. Algunos alimentos de índice glucémico alto son el arroz blanco, los dátiles, las bananas, las hojuelas de maíz (corn flakes), la crema de trigo, las patatas y los pretzeles. Un dato interesante de estos nuevos estudios es que hay algunos alimentos que contienen carbohidratos complejos y sin embargo poseen un índice glucémico elevado, como por ejemplo las patatas o papas. El índice glucémico de un alimento puede varias dependiendo de varios factores. Por ejemplo, mientras más maduro esté un banano mayor será su índice glucémico. También, mientras más tiempo dejemos cocer las pastas, mayor será su índice glucémico. Al combinar distintos alimentos en una misma comida el índice glucémico de esta será distinto al de los alimentos individuales. Por estas razones el índice glucémico puede ser utilizado como una guía general pero algunos investigadores consideran que resulta un tanto complejo para depender exclusivamente de éste para planificar las comidas. Más sobre el índice glucémico aquí.

Rafael Valle Rivera