Nuestro Cerebro

Página inicial

Protege tu mente del envejecimiento

El Estrés: que es, Cómo nos Afecta y Cómo Derrotarlo

Relajación y meditación

Plantas medicinales contra la depresión

El problema del insomnio

Remedios contra el insomnio

El masaje terapéutico

El poder curativo de la música

Preserva la Juventud de tu Mente

Diabetes: Alternativas Naturales

diabetes.saludparati.com

es nuestro nuevo portal dentro de saludparati.com dedicado exclusivamente a la prevención, el tratamiento y el conocimiento acerca de la diabetes.

Nuestro nuevo portal sobre los sueños, y los problemas del sueño

Aquí encontrará abundante información sobre las etapas del sueño, por que soñamos, las diferencias entre los sueños de las mujeres y los de los hombres, los efectos de la falta de sueño, el insomnio y mucho más.

 

El cerebro humano no sólo es el instrumento más funcional y organizado que conocemos, sino que también es el más complejo. Está compuesto de un número de células nerviosas llamadas neuronas que, según cálculos recientes, puede alcanzar un total de unos cien mil millones. Además, contiene un número mucho mayor de otras células llamadas gliales. Las neuronas son células especializadas en la recepción y transmisión de información. Por lo general son sumamente pequeñas. Unas treinta mil de ellas caben en la cabeza de un alfiler. Cada una de estas neuronas está conectada a cientos o incluso miles de otras neuronas, formando redes extremadamente complejas. De estas conexiones depende nuestra memoria, el habla, el aprendizaje de nuevas habilidades, el pensamiento, los movimientos conscientes y en fin, todo el funcionamiento de nuestra mente. Estas conexiones se conocen como sinapsis y se desarrollan y modifican a lo largo de la vida de acuerdo al aprendizaje y a las experiencias de la persona. La cantidad total de sinapsis en el cerebro no se conoce pero es un número casi inimaginablemente elevado. Algunos estimados varían entre 100 trillones (un 1 seguido por 14 ceros) y un cuatrillón (un 1 seguido por 15 ceros). Las neuronas, además de conectarse entre si también establecen conexiones con músculos y glándulas.

Las neuronas

Aunque existen diversos tipos de neuronas, en términos generales podemos decir que todas se componen de tres partes. En primer lugar está el cuerpo celular. Éste, al igual que en otras células de nuestro cuerpo, posee una membrana, llamada membrana celular, que sirve para separar la célula de su medioambiente y regular las sustancias que entran y salen de la misma. Ya en el interior de la célula encontramos el citoplasma, un medio líquido en el que flotan diminutas estructuras llamadas organelos que llevan a cabo diversas funciones. Uno de estos son las mitocondrias, que se encargan de producir la energía necesaria para que la célula pueda subsistir y funcionar. El número de mitocondrias en las células de nuestro cuerpo varía de acuerdo a la cantidad de trabajo que la célula lleva a cabo. En el caso de nuestras neuronas la cantidad de mitocondrias en cada célula es sumamente elevada ya que las neuronas llevan a cabo una labor sumamente intensa. En el centro de la célula o cerca de éste encontramos el núcleo en el cual hallamos el material genético que controla el trabajo llevado a cabo por la célula.

El axón es otra de las partes de la neurona. Esta es una prolongación de la cual cada neurona sólo posee una. El axón se encarga de enviar información, en forma de impulsos electroquímicos,  a otras neuronas, músculos o glándulas. La extensión de estas prolongaciones varía tremendamente.  En algunas neuronas el axón tiene mucho menos de un milímetro de largo mientras que en otras, como sucede por ejemplo, en las neuronas que conectan el cerebro con los músculos de la mano puede tener una extensión de más de un metro. En cuanto a su grosor, es mucho menor que el de un cabello humano.

El Blog de saludparati.com

 

 

En nuestro blog comentamos noticias y diversos asuntos relacionados con la salud. Hablamos acerca de investigaciones y desarrollos de interés en el campo de la salud física y mental. Nuestra perspectiva es la de la medicina alternativa, sin excluir por eso desarrollos en el campo de la medicina convencional. Visítenos hoy.

En tercer lugar tenemos las dendritas. Estas también son prolongaciones de la neurona. Sin embargo, contrario al axón, del cual cada célula nerviosa sólo cuenta con uno, la cantidad de éstas varía. Las dendritas reciben la información proveniente de los axones de otras células. La información normalmente viaja en forma de impulsos eléctricos a través del axón de una neurona. Cuando el impulso llega al final del axón éste libera una sustancia conocida como neurotransmisor que cruza el pequeñísimo espacio entre una y otra neurona. Finalmente hace contacto con unos receptores especializados localizados en las dendritas de la otra célula. Este impulso eléctrico tiene efectos sobre la actividad de la célula receptora. En algunos casos la estimula a activarse y disparar un nuevo impulso mientras que en otros casos tiene el efecto contrario, evitar que dispare.

Las células gliales y la capa de mielina

Las neuronas están rodeadas por células gliales que les sirven de apoyo y protección además de proveerles nutrientes. Se estima que en el cerebro humano hay entre 10 y 50 veces más células gliales que neuronas. Existen varios tipos de células gliales. Algunas transportan nutrientes hacia las neuronas; otras sirven de apoyo y para mantener en su lugar a las neuronas; otras se encargan de limpiar digerir las neuronas que mueren y otras de proveer una capa aislante blanca conocida como mielina a algunas neuronas. En las células que tienen esta capa los mensajes viajan a una rapidez mayor. La capa de mielina se encuentra en neuronas localizadas bajo la corteza cerebral y en el cordón espinal componiendo lo que se conoce como la materia blanca. Las neuronas que no contienen la capa de mielina se encientran principalmente en la corteza cerebral y son de un color grisaceo formando lo que se conoce como la materia gris de cerebro. La capa de mielina, además de acelerar el flujo de información, ayuda en el proceso de reparar o regenerar neuronas que han sufrido daños. Cuando la mielina se deteriora o se daña se interrumpe el flujo de información a través de las neuronas y se producen diversas enfermedades tales como la esclerosis múltiple.

Las divisiones del cerebro

Nuestro cerebro puede dividirse en las siguientes partes:

1. El tallo cerebral. El cual controla los reflejos y las funciones automáticas de nuestro cuerpo tales como la presión sanguínea, el ritmo del corazón y la digestión.

2. El cerebelo - localizado en la parte inferior del cerebro y directamente encima del tallo cerebral. El cerebelo utiliza información que recibe del tallo cerebral y de la corteza motora para coordinar nuestros movimientos. El cerebelo también detecta la posición de nuestros brazos, manos y piernas con lo cual nos permite mantener la postura y el balance. todos nuestros movimeintos voluntarios desde mover los dedos para tocar el piano, lanzar un balón o llevarnos una cuchara a la boca dependen del cerebelo.

3. Encéfalo - Esta es la parte donde se llevan a cabo casi todas las funciones de alto nivel como el pensamiento abstracto. En los seres humanos el encéfalo compone alrededor del 85 por ciento del peso del cerebro. Se divide en dos hemisferios que a su vez se subdividen en una serie de lóbulos.

Los dos hemisferios (derecho e izquierdo) están conectados por una banda compuesta de entre 200 y 250 millones de neuronas llamada el cuerpo calloso. La parte derecha del cerebro controla el lado izquierdo del cuerpo y la parte izquierda controla el lado derecho del cuerpo. En el 95 por ciento de las personas derechas las funciones relacionadas con el lenguaje están localizadas en el hemisferio izquierdo. En las personas izquierdas esta proporción es de entre 60 y 70 por ciento. El hemisferio derecho es el hemisferio dominante en cuanto a habilidades espaciales reconocimiento de rostros, imágenes visuales y la música. El izquierdo, por su parte, es dominante en cuanto a las habilidades matemáticas, la lógica y llevar a cabo cálculos. Esto no es una división tajante ya que ambos hemisferios se conectan y comunican entre si.

¿Podemos desarrollar nuevas neuronas?

Nuestro cerebro, aunque sólo pesa unas tres libras, consume alrededor del 20 por ciento de la energía del cuerpo. Hasta hace poco tiempo se pensaba que nuestro cerebro era incapaz de desarrollar nuevas neuronas. Sin embargo, estudios recientes han demostrado que esto no es cierto. Aún en personas de avanzada edad el cerebro continúa produciendo neuronas, al menos en partes como el hipotálamo, dedicadas a la formación de nuevas memorias. Un ejemplo de cómo partes del cerebro pueden crecer en respuesta a la estimulación aún en personas adultas lo tenemos en los choferes de taxi de Londres. Contrario a otros lugares, en Londres los choferes de taxi tienen que aprobar un examen donde se les exige memorizar una enorme cantidad de calles y rutas. Se ha encontrado que el hipocampo de estas personas es de mayor tamaño que el de la gran mayoría. De modo que nuestro cerebro lejos de ser un órgano estático es un órgano capaz de crecer y desarrollarse. Además de crecer nuevas neuronas, nuestro cerebro está continuamente desarrollando nuevas conexiones entre estas. Se ha descubierto que el ejercicio aeróbico, al igual que ciertos medicamentos antidepresivos promueven el crecimiento de nuevas neuronas. Las investigaciones en ésta área continúan y prometen ser de gran ayuda a personas que padecen enfermedades tales como la enfermedad de alzheimer.

Cómo Mejorar tu Memoria

Preserva la Juventud de tu Mente

El Cerebro y Los Altos Niveles de Glucosa