Plantas Medicinales:
Antigua y Nueva Alternativa de Salud

 

Página Inicial

Índice de Plantas Medicinales

Ginkgo biloba

Es un suplemento extraído de las hojas del árbol de ginkgo, una de las especies de árbol más antiguas existentes. Se sabe que desde hace casi 5,000 años el árbol de Ginkgo era considerado como sagrado por los monjes chinos y que ya en aquel entonces era utilizado para preservar las funciones mentales.  En la actualidad más de 250 experimentos han demostrado que de hecho posee impresionantes cualidades terapéuticas.

El Ginkgo biloba protege la salud de varias maneras.  En primer lugar es un poderoso antioxidante que neutraliza los radicales libres que pueden dañar las células nerviosas al igual que otras células.  En segundo lugar el Ginkgo aumenta la cantidad de oxígeno disponible para el cerebro.  Esto lo logra al incrementar el contenido de oxígeno en la sangre, aumentar el abasto de sangre al cerebro y mejorar la disponibilidad de glucosa en el cerebro.  En tercer lugar el Ginkgo evita la coagulación excesiva de la sangre.

Se cree que el Ginkgo también puede ayudar a mejorar la transmisión de información en las células cerebrales.

Algunos estudios han demostrado que el ginkgo puede ayudar a mejorar el tiempo de reacción en pruebas de memoria y que puede ayudar a mejorar las capacidades mentales de personas de edad avanzada.  En la actualidad se estudia su utilidad para mejorar la memoria en pacientes de Alzheimer y para ayudar a retrasar los síntomas en personas en las primeras etapas de esta enfermedad.

El Ginkgo biloba también 'posee ciertas propiedades que lo hacen beneficioso para las personas que padecen de depresión. El interés en las propiedades antidepresivas de esta planta surge de estudios en los que se le suministró a pacientes que sufrían de insuficiencia cerebrovascular.  En estos estudios se observó que además de mejorar la circulación cerebral de estos pacientes el Ginkgo tenía el efecto de mejorar su estado de ánimo.

En un estudio reportado en 1993 se encontró que un grupo de pacientes entre 51 y 78 años de edad que no respondía bien a los medicamentos antidepresivos mejoró notablemente cuando se le añadió una dosis de 80 miligramos de extracto de Ginkgo biloba tres veces al día.  Este estudio nos indica que el Ginkgo biloba, además de tener de por sí efectos antidepresivos, también puede ser utilizado para mejorar la efectividad de los medicamentos antidepresivos ,al menos en pacientes mayores de cincuenta años.

Una de las razones por las cuales las personas de edad avanzada son más susceptibles a la depresión parece ser una reducción en la cantidad de receptores de serotonina en las células nerviosas del cerebro.  En un estudio reportado en 1994 se le proporcionó extracto de Ginkgo biloba a un grupo de ratas jóvenes  y a otro de ratas ancianas. Al comienzo del estudio las ratas jóvenes tenían 22 porciento más receptores de serotonina que las ratas ancianas. Luego de suministrarles Ginkgo biloba durante 21 días se encontró que en las ratas ancianas los receptores de serotonina habían aumentado en 33 porciento.  En las ratas jóvenes el número de receptores permaneció inalterado.  Estos resultados apuntan a la posibilidad de que el ginkgo Biloba ayude a combatir la depresión resultante de los cambios cerebrales debidos al envejecimiento y que a su vez ayude a combatir al menos algunos de los efectos del envejecimiento sobre el cerebro. En casos de personas con depresión severa se puede combinar el Ginkgo biloba con la hierba de San Juan.

El Ginkgo biloba también puede ser de utilidad para las personas diabéticas. Aunque no posee un efecto marcado sobre el azúcar en la sangre, si tiene una serie de beneficios importantes para la persona diabética. Uno de los principales problemas que presenta la diabetes es el daño que causa a los nervios y a las arterias. Se ha encontrado que el ginkgo biloba puede ayudar a minimizar o prevenir estos daños. El ginkgo biloba mejora la circulación sanguínea en las personas diabéticas y les ayuda a prevenir las ulceraciones que se producen cuando la diabetes no está adecuadamente controlada. También existe alguna de que puede ayudar en casos de retinopatía diabética leve.

Es importante que el Ginkgo biloba que se adquiera indique en la etiqueta que es un extracto estandarizado. Un extracto estandarizado es uno que ha sido preparado de forma tal que contiene una cierta concentración garantizada de una o más sustancias. Por este medio se intenta que un extracto de una planta contenga la cantidad deseada de las sustancias activas en esta planta. En el caso del Ginkgo biloba una dosis típica diaria es de 120 miligramos de un extracto estandarizado al 24 por ciento. Si es necesario puede aumentarse hasta no más de 240 miligramos al día.

Precauciónes
Existe la posibilidad de que el Ginkgo biloba interactúe con algunos medicamentos antidiabéticos causando reacciones adversas. Si toma alguno de estos medicamentos y su nivel de glucosa aumenta descontinúe el Ginkgo. En las personas que no ingieren medicamentos y cuya diabetes está controlada con dieta y/o ejercicio no se han reportado efectos adversos. Personas que padezcan deficiencias de coagulación o que están ingiriendo sustancias que inhiben la coagulación sanguínea deben consultar a un profesional de la salud cualificado antes de ingerir Ginkgo.