Plantas Medicinales:
Antigua y Nueva Alternativa de Salud

 

Página Inicial

Indice de Plantas Medicinales

Glosario de las Plantas Medicinales

Acerola Ajo, Anamú Arándano Árnica Astrágalo Black Cohosh Caléndula Cardo MarianoCundeamor Diente de león Equinácea Feverfew Ginkgo Biloba Gayuba (Uva ursi) Ginseng asiático Gotu kola Hierba de San Juan Jengibre Kava Manzanilla Melaleuca Pau d' Arco Sabal Salvia Sávila Glosario de las Plantas Medicinales

Ginseng Asiático (Panax ginseng)

El ginseng es una de las plantas medicinales más utilizadas y  que mayor sensación ha causado.  También es una planta cuyos usos y aplicaciones están rodeados de numerosas creencias confusas en la mente del público.  Esto se debe en buena medida a que existen varios tipos de ginseng y diversos modos de preparación y uso de los mismos

El panax repens o ginseng chino crece en las montañas del noreste de la china.  El panax ginseng se cultiva mayormente en Corea y es según algunos herbólogos el ginseng por excelencia y el que más principios activos contiene.  No obstante el que escribe entiende que cada uno de los tipos de ginseng posee unas propedades peculiares que lo hacen útil en ciertas circunstancias y con propósitos determinados.

En la China el uso del ginseng se remonta a varios milenios atrás.  El nombre de panax, que proviene del griego pan (todo) y axos (curación), guarda relación con la utilidad que le atribuian los chinos.  Para estos el ginseng era una verdadera panacea, es decir, una sustancia capaz de curar numerosos y diversos males.

La raíz es la parte del ginseng que se usa con propósitos medicinales y tiene efectos variados sobre el organismo. El ginseng es considerado por muchos herbólogos y practicantes de la medicina natural como un adaptógeno, esto es, una sustancia que más que ejercer efectos curativos específicos sobre alguna enfermedad más bien actúa aumentando la capacidad del organismo para resistir los efectos dañinos del estrés, la contaminación u otros factores adversos a la salud. El ginseng actua sobre el hipotálamo y la glándula pituitaria haciendo que ésta aumente su secreción de una hormona que controla a las glándulas adrenales. Las glándulas adrenales trabajan muy activamente cuando el organismo está atravesando por periodos de estrés y se cree que el ginseng ejerce un efecto balanceador sobre estas evitando su agotamiento.

Existe evidencia de que el ginseng es útil para

  •  Aumentar la sensación de energía

  • Prevenir los efectos dañinos del estrés

  • Mejorar la función del hígado

  • Restaurar la vitalidad

  • Incrementar el desempeño físico y mental

  • Proteger contra los daños causados por la radiación

  • Evitar algunos de los efectos dañinos de la cortisona

  • Investigaciones recientes indican que el uso prolongado de panax ginseng puede ayudar a prevenir varios tipos de cáncer como el del pulmón, boca, hígado, colon, pancreas, estómago y ovarios.

    En un estudio, un grupo de mujeres que estaban pasando por la menopausia ingirieron 6 gramos de raíz de ginseng durante treinta días. Al final se encontró que estas mujeres experimentaron una significativa reducción  de problemas asociados a esta época de la vida, tales como: cansancio, insomnio, ansiedad y depresión.

    El ginseng se consigue en diversas formas.  La forma más confiable de conseguir la potencia adecuada es mediante cápsulas estandarizadas.  Recuerde que hasta ahora los efectos preventivos del cáncer sólo se han comprobado con el panax ginseng.

    Las recomendaciones sobre el uso del ginseng que aparecen en las etiquetas de diversos fabricantes de productos herbarios son muchas veces contradictorias.  La conocida comisión E de Alemania, considerada como la principal autoridad europea sobre plantas medicinales ha recomendado de 1 a 2 gramos diarios de raíz de ginseng.  Esta dosis contiene alrededor de 20 a 40 miligramos de ginsenosidos la sustancia que se cree responsable de muchos de los efectos del ginseng.  Si usa cápsulas de ginseng puede ingerir de 300 a 600 miligramos diarios de un preparado estandarizado al 7 por ciento de ginsenosidos.

    Precauciones
    No se recomienda el panax ginseng en personas que padecen de hipertensión ni en mujeres embarazadas o que estén lactando. El ginseng también puede tener el efecto de disminuir el nivel de azúcar en la sangre por lo que las personas diabéticas que utilizan medicamentos o insulina deben consultar con su médico ya que existe la posibilidad de que se deba ajustar las dosis de éstos.