Cómo Mejorar tu Memoria

 
¡PRONTO! EL PODER SANADOR DE LA MENTE AQUÍ EN www.saludparati.com

Página inicial

Protege tu mente del envejecimiento

El Estrés: que es, Cómo nos Afecta y Cómo Derrotarlo

Relajación y meditación

Plantas medicinales contra la depresión

El problema del insomnio

Remedios contra el insomnio

El masaje terapéutico

El poder curativo de la música

Preserva la Juventud de tu Mente

La Enfermedad de Alzheimer

 

 

 

 

Diabetes: Alternativas Naturales

diabetes.saludparati.com es nuestro nuevo portal dentro de saludparati.com dedicado exclusivamente a la prevención, el tratamiento y el conocimiento acerca de la diabetes.

 

 

 

La Depresión: Cómo Prevenirla y Derrotarla

depresion.saludparati.com, es un sitio web completo dentro de saludparati.com dedicado a las causas, efectos, prevención y tratamiento de la depresión. La más reciente y mejor información sobre esta condición que cada día afecta a más personas.

 

 

 

Nuestro nuevo portal sobre los sueños, y los problemas del sueño

Aquí encontrará abundante información sobre las etapas del sueño, por que soñamos, las diferencias entre los sueños de las mujeres y los de los hombres, los efectos de la falta de sueño, el insomnio y mucho más.

 

El cerebro humano típico contiene unas 100 billones de células nerviosas. Esto significa, en palabras del afamado científico ya fallecido, Carl Sagan, que tenemos la capacidad de almacenar en nuestra mente información equivalente a la de 10 billones de páginas de enciclopedia.

Nuestro cerebro es bombardeado diariamente por alrededor de un millón de piezas de información las cuales recibe y convierte en pensamiento inteligente. Dado este hecho es importante para el cerebro no sólo el retener sino el descartar información. Los estudiosos del cerebro estiman que únicamente retenemos alrededor de una de cada 100 piezas de información que recibimos. Si lo retuviesemos todo sufririamos de una gran sobrecarga informativa que nos paralizaría. Este fue el caso de Salomón Shereshevski, un reportero ruso, cuya prodigiosa memoria fue estudiada por el psicólogo ruso Alexander R. Luria que le dedicó un cautivante libro titulado La Mente de un Nemónico. Shereshevski tenía una memoria tal que recordaba prácticamente todos los sucesos que le habían acontecido a lo largo de su vida. Si memorizaba una lista de objetos la podía reproducir perfectamente cinco, diez o quince años después. Sin embargo la vida de Shereshevski se le convirtió en un tormento a causa de los recuerdos que se acumulaban en su mente y no le permitían funcionar. Esto llegó a tal extremo que Shereshevski pasaba gran parte de su tiempo tratando de idear trucos para poder olvidar.

Técnicas de memorización

De cualquier modo, el problema de la mayoría de nosotros no es el de Shereshevski. Por el contrario lo que nos sucede frecuentemente es que no podemos recordar fechas, nombres o sucesos que quisiéramos recordar o que se nos dificulta memorizar datos para un examen. Los antiguos desarrollaron diversos sistemas para memorizar textos literarios. Con estos sistemas y la práctica continua llegaron a realizar lo que hoy consideramos verdaderas proezas memorísticas. Algunos sistemas son sumamente sofisticados y requieren de una considerable práctica antes de poderse usar efectivamente. Un sistema sencillo que nos permitirá recordar una secuencia de objetos es el llamado sistema de eslabones. En este sistema la persona que desea memorizar una lista de objetos se representa en su mente una imagen de cada uno de estos objeto y se lo imagina interaccionando con el objeto que le sigue en la lista. supongamos que deseamos memorizar una lista de compra del supermercado en la que los primeros objetos son jugo, pan, cebolla y el periódico. Para aplicar el sistema de eslabones podemos imaginar que abrimos un envase de jugo y lo que encontramos dentro es un pedazo de pan, a continuación nos imaginamos que comemos pan con cebolla (o un pan en forma de cebolla) y que abrimos el periódico y este huele a cebolla.  Posteriormente cuando queremos recordar la lista lo único que tenemos que hacer es traer a nuestra mente el primer objeto de la lista e inmediatamente comenzaremos a visualizar las asociaciones que habíamos hecho. De este modo nos podremos fácilmente memorizar una lista de 20 o más objetos en orden. No es necesario que las asociaciones sean lógicas ni razonables. De hecho, mientras más extrañas y fuera de lo común mejor. Por ejemplo, si queremos asociar automovil con hombre no es muy útil imaginar un hombre conduciendo un automóvil. Eso es algo que vemos todos los días y que, por tanto, no tenemos ninguna razón especial para recordar. Sin embargo ver a un hombre cargando un automóvil sobre sus hombros es algo fuera de lo común. Si usted viera en la calle algo así seguramente lo recordaría por mucho tiempo.

Otros sistemas más sofisticados han sido desarrollados con el propósito de recordar objetos, no meramente en secuencia, sino para, por ejemplo, recordar cual es el objeto número 37 o el 49 de una lista y para memorizar números y rostros. Estos son los sistemas usados por muchas personas que se dedican profesionalmente a hacer trucos de memorización.

PARA RECORDAR LOS NOMBRES DE PERSONAS

Cuando le presenten una persona:

Identifique las características distintivas del rostro.

Fíjese en las características físicas - color de pelo, estatura, peso.

Trate de recordar otra persona que se le parezca.

Repita el nombre de la persona por lo menos tres veces - por ejemplo, cuando se la presentan, luego haga una pregunta o comentario usando el nombre y finalmente repítalo cuando se despidan.

Piense en una palabra que rime con el nombre.

Repítase a usted mismo(a) el nombre varias veces a intervalos.

Utilice imágenes. Piense en una imagen que el propio nombre le sugiera. Coloque mentalmente esa imagen en el rostro de la persona.

Escriba el nombre. Puede usar una agenda personal para anotar el nombre junto con varias características de la persona.

USANDO LOS SENTIDOS PARA MEMORIZAR MEJOR

   Por lo general mientras más sentidos usamos al memorizar algo más facilmente lo podremos recordar después.
  Por ejemplo, si queremos recordar donde guardamos un sobre con dinero podemos hacer como si tuviéramos una cámara y retratásemos el lugar donde guardamos el dinero a la vez que decimos "estoy guardando $300.00 en esta gaveta..click."
   Para evitar olvidar algo que tenemos que hacer conviene tener un recuerdo visual como, por ejemplo, colocarnos el reloj en la mano derecha.